(Antes de ver a Paquito).

Las cosas pasan porque pasan. A veces nos encontramos casualmente con una persona varias veces a la semana. Otras veces buscamos el encuentro y no se da nunca. Forzar la situación va contra natura, lo sé, lo sabía; pero aún hoy, después de tanto tiempo no puedo evitar tomar el camino más largo a casa y pasar por los lugares donde te he visto, donde te siento, donde mi intuición, algo torcida, me indica. Como tampoco puedo evitar pensar: será hoy el día.

Anuncios