Presa del aburrimiento me voy a dormir en un momento en el que la mitad de España está en el bar viendo el barça-madrid. No es que no me gustaría estar con ellos gritando, enfadándome, riéndome, maldiciendo y bebiendo. Sobre todo, bebiendo. Pero me voy a dormir.
Buenas noches.

Anuncios